Google Maps

¿Cómo llegar a la concejalía?

967 44 14 03 / Fax: 967 44 11 90 atencionalciudadano@laroda.es Radio La Roda en directo

Concepto

El primer problema al que nos enfrentamos al empezar a adentrarnos en el mundo del voluntariado, es encontrar alguna definición que exponga con claridad sus características generales y que nos ayude a identificar su labor. Debemos partir de la premisa de que no hay una definición definitiva, especialmente cuando nos movemos en el campo de lo social, sin embargo vamos a tratar de hacer un recorrido por algunas que pueden contribuir a darnos una visión general del concepto:
… se entiende como voluntario a toda persona física que libre, gratuita y responsablemente, dedica parte de su tiempo a actividades en favor de la comunidad, desde un proyecto desarrollado por una entidad de voluntariado,…

(Ley de Voluntariado de Castilla-La Mancha. Artículo 3.1)
El término voluntario/a no hace sólo referencia a las personas que están vinculadas a instituciones históricamente comprometidas con la acción social, sino, y muy especialmente, lo que predomina en el voluntariado es una manera de ver y entender la realidad. Son personas que no se conforman con la sociedad en que les ha tocado vivir, que creen posible un cambio estructural y que trabajan y se comprometen con él. El voluntariado es un verdadero impulsor de iniciativas sociales en barrios y zonas deprimidas, y un dinamizador de los diversos sectores sociales con problemas. Desde una conciencia solidaria, comprenden que no hay una auténtica solución a los problemas si no se comparte con los demás la búsqueda de los mismos.

(Colección Cuadernos de Sensibilización, nº 2. El voluntariado. MPDL).
Un voluntario es una persona (…) que participa en un proceso de aprendizaje personal, social y/o intercultural realizando actividades que aportan soluciones dirigidas a satisfacer nuevas necesidades o creando nuevos enfoques para resolver problemas ya existentes, con lo cual participa en el proceso de cambio de la sociedad y que participa activamente en proyectos dirigidos al bien común, sin fines lucrativos (…).

(Steering Group of Voluntary Service Organisations – Potential Development of Voluntary Service Activities – pág. 60)
En este sentido, una definición que nosotros consideramos muy acertada y que nos acerca al concepto de voluntaria o voluntario es la siguiente:
El voluntario o voluntaria es quien además de sus propios deberes profesionales y de estatus, de modo continuo, desinteresado y responsable, dedica parte de su tiempo a actividades no en favor de sí mismo ni de los asociados, sino en favor de los demás o de intereses sociales colectivos, según un proyecto que no se agota en la intervención misma, sino que tiende a erradicar o modificar las causas de la necesidad o marginación social. (Luziano Tavazza)
Y consideramos que es la más acertada porque comprende elementos coincidentes con la mayoría de las definiciones manejadas y que caracterizan la actividad de los voluntarios y voluntarias:
. Además de sus deberes profesionales y de estatus, es una acción de nuestro tiempo libre, es decir, aparte de nuestras obligaciones y deberes diarios, ya sean estos profesionales, educativos, familiares,… el voluntariado es una opción de nuestro tiempo de ocio.
. Es una labor continuada, tal y como lo refleja la propia Ley del Voluntariado de la que: Quedan excluidas las actuaciones voluntarias aisladas, esporádicas,….
. Es desinteresada, gratuita, sin que medie contraprestación económica alguna.
. Son acciones responsables, no basta con la buena voluntad, sino que las voluntarias y voluntarios han de estar adecuadamente formados y capacitados: no son chapuzas a tiempo parcial.
No obstante, los aspectos más novedosos y por los que se ha destacado como un movimiento revitalizador de la participación ciudadana y motor solidario de la sociedad, sin los que no tendría razón de ser, son los que siguen: . A diferencia del asociacionismo, las actividades que se desarrollen han de ser de interés social, de cara a los demás y persiguiendo intereses colectivos. No buscan el beneficio propio, ni sólo el de los asociados, sino también beneficiar a terceros.
. A diferencia de la beneficencia, toda acción ha de poseer espíritu crítico y carácter transformador: se trata de un movimiento que no se conforma con actuar ante una determinada situación, sino que pretende erradicar las causas que la provocan.
Estos elementos no acaban con el modelo de desarrollo social promovido por el asociacionismo tradicional, sino que parten de él para dar un nuevo impulso a la vertebración social de nuestra comunidad, aportando compromiso, responsabilidad y dedicación a una tarea libremente escogida en favor de la comunidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR