Google Maps

¿Cómo llegar a la concejalía?

967 44 14 03 / Fax: 967 44 11 90 atencionalciudadano@laroda.es Radio La Roda en directo
1 El Comienzodia 29 Julio 7 De La Manana Estacion De Albacete 1
1-el-comienzodia-29-julio-7-de-la-manana-estacion-de-albacete-1
2-1-dia-1-de-agosto-de-r-miriakamba-a-r-saddle
3-en-el-litle-meru-con-frumence-guia-principal
7-de-regreso-del-meru
9-dia-2-agosto-8-camino-de-momella-gate
10-dia-2-agosto-jirafas-camino-de-momella-gate-1
10-dia-2-agosto-jirafas-camino-de-momella-gate
11-campamento-tiendas
12-tienda-comedor
13-shira-camp-ii
14-shira-camp
15-barranco-camp
17-cumbre-urhu-peak-5-895-m
19-con-porteadores-y-guias
20-kilimanjaro-desde-mweka
21-saltando-con-los-masais
22-juani-masai
1 El Comienzodia 29 Julio 7 De La Manana Estacion De Albacete 1 2 1 Dia 1 De Agosto De R Miriakamba A R Saddle 3 En El Litle Meru Con Frumence Guia Principal 7 De Regreso Del Meru 9 Dia 2 Agosto 8 Camino De Momella Gate 10 Dia 2 Agosto Jirafas Camino De Momella Gate 1 10 Dia 2 Agosto Jirafas Camino De Momella Gate 11 Campamento Tiendas 12 Tienda Comedor 13 Shira Camp Ii 14 Shira Camp 15 Barranco Camp 17 Cumbre Urhu Peak 5 895 M 19 Con Porteadores Y Guias 20 Kilimanjaro Desde Mweka 21 Saltando Con Los Masais 22 Juani Masai

Tres rodenses coronaron este verano el Kilimanjaro

· Su proeza fue reconocida en la Gala del Deporte

· Formaron parte de un equipo compuesto por seis personas, dos mujeres y cuatro hombres

El pasado viernes tres  rodenses, dos hombres y una mujer, fueron reconocidos en la Gala del Deporte por su participación en una importante expedición al Kilimanjaro llevada a cabo este pasado verano.

Los rodenses Juan José Zorrilla Ortiz, Fernando López Moraga (natural de Casasimarro) y Juana María Navarro Fernández coronaban junto a otros  compañeros (Ernesto García Calixto, de Povedilla, y Rafael Sacasas Sabariego e Irene Canto Navarro, de Albacete) la cima del monte Kilimanjaro (Tanzania), por la ruta denominada Machame, de alta dificultad.  La ascensión se realizó durante seis jornadas, con un desnivel que pasa de los  1.700 metros en la entrada al parque hasta los 5.895 metros en la cumbre. La etapa final tuvo lugar el 8 de agosto.

Es la propia expedición la que relata su hazaña.

 

Tanzania: tierra de las sonrisas

 Con toda la ilusión del mundo, el día 29 de julio partimos hacia la ciudad Tanzana de Moshi, con sus 150.000 h. y situada al pie de la ladera sur del Monte Kilimanjaro acoge la mayor parte de las expediciones que tienen como objetivo su ascenso (la nuestra no iba a ser menos). Después de veinticuatro horas de viaje y dos escalas, una en Estambul y otra en Nairobi, al fin llegamos. Durante 15 días de estrecha convivencia hemos recorrido algunos de los lugares más bellos de lo que se considera el corazón de África. Dentro del Parque Nacional de Arusha y durante cuatro días hemos hecho el ascenso al Monte Meru, segunda cumbre de Tanzania y 5ª de África que con sus 4.566 m. de altura constituye, sin duda, el mejor mirador del Kilimanjaro (80 Km. los separan).

Los primeros tramos de ascenso son un auténtico safari debido a la presencia de una gran variedad de fauna salvaje. El resto de la ruta discurre por zonas rodeadas de bosques y densa vegetación. La cima nos deja boquiabiertos, la espectacularidad de las vistas hacen, sin duda, que el esfuerzo haya merecido la pena. Además nos sirve de aclimatación para acometer nuestro objetivo, el ascenso a Urhu Peak, el techo de Africa.

Ya en el Parque Nacional del Kilimanjaro y con la intención de ascender a los 5.895 metros de su cumbre más alta, recorremos la ruta Machame, considerada una de las más duras y a la vez más bella. Seis días en los que de forma muy progresiva vamos ganando altura. Las pernoctas en tiendas de campaña, instaladas en campos donde las infraestructuras brillan por su ausencia, hacen del ascenso una autentica aventura. La experiencia ha sido una confrontación de sensaciones: la belleza de los paisajes, su calma y los cielos nocturnos atiborrados de estrellas, frente a la humedad, la niebla y el frío extremo.

El entusiasmo, la serenidad y el ímpetu de los mejores momentos frente al cansancio, las náuseas y el mal de altura de los peores. Una experiencia única, dura e irrepetible que se ha hecho realidad gracias al compañerismo, al esfuerzo por superarse y a la atención continua de los fantásticos guías, su ánimo constante, su permanente pole-pole (despacio-despacio) y sus hermosas canciones que, en el peor momento, consiguieron darnos el aliento necesario para conseguir nuestro objetivo. ¡¡ Qué gran satisfacción!! Gracias a todos por vuestros ánimos tan afectuosos. Hasta la próxima aventura.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies