2004
2005
2006
2007
2008

Gustave Doré (1832-1883), de origen francés e inspiración romántica, fue un artista polifacético: ilustrador, grabador, dibujante, pintor y escultor.
Comienza su carrera artística en París con tan sólo 15 años de edad.

Reconocido internacionalmente por sus contemporáneos, su éxito como ilustrador fue inmenso y su renombre mundial. Sin embargo no conoció el mismo éxito con sus pinturas ya que no fue apreciado por la élite artística francesa.

Donde más brilló fue en la ilustración de obras literarias. Sus ilustraciones del Rabelais, en 1854, fueron un éxito extraordinario. El siguiente año ilustró, con 425 dibujos y etiquetas, los Cuentos Droláticos de Balzac y en 1861 el Infierno de Dante. Siguió así, ilustrando con una imaginación fértil, más de 120 obras, entre las cuales figuran algunas de las obras maestras de la literatura: Los cuentos de Perrault (1862), Don Quijote (1863), El Paraíso perdido (1866), La Biblia (1866), Las Fábulas de la Fontaine (1867) y otras dos partes de La Divina comedia de Dante.

Cada más reconocido y a la vez más autodidacta y exuberante, las obras de Gustave Doré aparecieron no solamente en Francia, sino también en Inglaterra, España, Alemania y Rusia. Como consecuencia de estas publicaciones, su influencia se dejó sentir muy pronto sobre numerosos ilustradores de toda Europa y América.

En 1931, Henri Leblanc publicó un catálogo razonado que contabiliza 9.850 ilustraciones, 68 títulos de música, 5 carteles, 51 litografías originales, 54 aguadas, 526 dibujos, 283 acuarelas, 133 pinturas y 45 esculturas. Una carrera artística inigualable para alguien que murió con tan solo 51 años.
 


HOMENAJE A GUSTAVE DORÉ / EL QUIJOTE POR GUSTAVE DORÉ

ContactoReserva de visitasMapa del sitio WebBuscar en este sitio Web